1 CUCHARADITA AL DÍA Y NUNCA MÁS TENDRÁS DOLORES MUSCULARES. SENCILLO, ECONÓMICO Y FUNCIONA DESDE SU PRIMER USO

Nuestro cuerpo es una máquina bien aceitada que funciona de un modo bastante perfecto. Por tal motivo a veces resulta algo alarmante cuando ocurren dolores que no resultan nada normales o agradables.

Los dolores musculares son frecuentes, casi todos los hemos padecido alguna vez, indiferente de la edad. Muchas veces los dolores se relacionan con algún ligamento, o tendones. Aunque sean frecuentes no son nada comunes y debemos estar alertas para prevenir complicaciones serias.

Hay una variedad de productos y cremas que son utilizados para aliviar esas sensaciones. A pesar de ser muy caros, no suelen producir ningún efecto. Sin embargo la medicina natural no nos decepciona.

Un excelente des inflamatorio casero, lo puedes elaborar utilizando simplemente canela y miel.

Estos ingredientes actúan como una medicina, que al mezclar con jengibre, es capaz de aliviar diversos dolores y curarlos de raíz. Aquí te explicaremos cómo elaborarlo para que no sigas padeciendo molestias musculares.

REMEDIO NATURAL PARA PALIAR DOLORES MUSCULARES DE MANERA RÁPIDA Y EFICAZ.

Cada ingrediente tiene unas propiedades individuales que los han vuelto indispensables en muchas medicinas de elaboración natural

CANELA:

sirve para controlar el azúcar de la sangre, previniendo la diabetes. Posee diversos minerales y fibra que fortalece el sistema circulatorio y sistema nervioso, ayuda al cerebro.

Tiene múltiples propiedades pero destaca notablemente su capacidad anti inflamatoria y anti bacteriana.

JENGIBRE:

un ingrediente muy especial alivia muchos malestares, previene cáncer de colon y sirve como un buen anti inflamatorio, tiene propiedades que aceleran la curación del individuo.

PARA ELABORAR UN SENCILLO REMEDIO QUE TE PERMITIRÁ COMBATIR DOLORES, VAS A NECESITAR:

  • Jengibre rallado, una cucharada preferiblemente fresco.
  • Un poco más de un vaso de agua potable.
  • Dos cucharaditas de miel pura, importante que no sea procesada.
  • Una cucharadita de canela.
  • Pon a calentar el agua hasta punto de ebullición. Luego retira y añade el jengibre con la canela. Deja reposar, tapada la infusión, durante al menos 15 minutos. Luego puedes colar para retirar pedazos del jengibre y añade miel como endulzante

Puedes consumir 2 veces por día, consume por cucharaditas hasta que haga efecto.

Sus ingredientes naturales no son nada nocivos, así que no tengas miedo de exceder un poco la dosis. Además de ayudarte en tus dolores, te mejorará la salud general, no dejes de aprovecharlo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *