Haz que las carnosidades o uñas de los ojos desaparezcan de forma natural.

La uña en el ojo es una especie de “pellejito” que se forma en la parte blanca del ojo. En algunos sitios se les llama “uña” o “palmera”, pero su nombre formal es pterigión o pingüécula, este un tejido que crece sobre la conjuntiva, la cual es una capa transparente que cubre al globo ocular.

Muchas personas confunden esta alteración con las cataratas. El pterigión se diferencia en que es un crecimiento de tejido carnoso sobre la conjuntiva que puede extenderse hasta la córnea, la parte transparente enfrente del ojo. La pingüécula, por su parte, es una mancha blanco-amarillenta que se ve como una protuberancia sobre la conjuntiva, localizada comúnmente en la parte interna cercana a la nariz.

Las causas que generan esta carnosidad son principalmente: La radiación ultravioleta del sol, la cual es aún más intensa en regiones a nivel del mar. La probabilidad de desarrollar esta afección se acentúa cuando la persona está expuesta, además del al sol, al polvo y el viento de manera constante, lo cual es muy frecuente en pescadores, trabajadores del campo, profesores de educación física, etc. Trabajar y estar expuesto a ciertos productos químicos dañinos, los cuales también pueden provocar carnosidades al estar con frecuencia en contacto con el ojo.

La tensión excesiva que se genera en el ojo, la cual es provocada por irritación o fuerte desaprobación por lo que se ve en la vida, así como la resistencia a ver con claridad, son causas emocionales o energéticas que propician la aparición de carnosidades (la carnosidad aparece como una especie de defensa o escudo ante lo que no se desea o irrita ver).

Síntomas:

Enrojecimiento del ojo.

Sensación de irritación y sequedad.

Picazón ardor en el ojo.

Sensación de traer algo en el ojo (como una basurita). Película delante del ojo de efecto antiestético, que a muchas personas desagrada o les parece intolerable. La carnosidad va creciendo desde un costado del ojo, y puede llegar a cubrir la córnea. La córnea es una película transparente externa la cual cubre al iris, tejido que regula la cantidad de luz que registra el ojo. En el centro del iris se ubica la pupila, la cual impide el paso de la luz de forma brusca, produciendo paulatinamente una disminución de la visión. Por lo general la carnosidad se presenta en un solo ojo, rara vez aparece en los dos.

Remedio natural para eliminar las carnosidades de los ojos

Ingredientes: 1 trozo de sábila y 1/2 taza de agua de manzanilla.

Preparación y uso: Lave la sábila antes de cortarla en un trozo pequeño, al realizar el corte vera que del centro de la hoja cortada sale un líquido trasparente este es el que se utilizará en el tratamiento. Simultáneamente ponga a hervir agua y haga pasar flores de manzanilla en la cantidad de media taza y

Es importante que antes de comenzar este tratamiento se lave muy bien las manos para manipular sin peligro los ingredientes y así evitar cualquier contagio o infección ocular. Tome el trozo cortado de sábila y apriételo hasta obtener una gota del líquido trasparente, póngase una sola gota al ojo afectado por la carnosidad, deje actuar unos minutos y luego enjuáguese con el agua de manzanilla. Repita esta operación una vez en la mañana y otra en la noche durante dos meses y verá los resultados.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *